site creation software


El decreto de Madrid que aleja
los salones de apuestas a 100 metros afecta solo a 16 institutos

Adolescentes en la puerta de un salón de juego con apuestas deportivas en la capital  |  Cristiano Martins

  • Si la legislación estableciera una distancia mínima de 200 metros, por ejemplo, serían 86 los centros educativos beneficiados
  • La regulación de la capital es la más permisiva del país; en otras comunidades, la legislación marca hasta 1.000 metros de separación
  • La Comunidad de Madrid es la región con la mayor concentración física de salones de juego, con uno cada 20 kilómetros cuadrados

Aprobada “por razones de interés general de la población, cuestiones de salud pública y el interés superior de los menores y adolescentes”, la nueva regulación que establece una distancia mínima de 100 metros entre locales de apuestas y centros educativos en la Comunidad de Madrid tendrá un impacto ínfimo sobre el territorio de la capital.

Un análisis llevado a cabo para esta investigación demuestra que solo 17 salones de juego y 16 institutos en toda la ciudad se verán afectados por este artículo del Decreto 42/2019, publicado el pasado 15 de mayo en el Boletín Oficial de la Comunidad. Además, la normativa concede un plazo de diez años para que los establecimientos de juego ya instalados en estas zonas cambien de lugar.

Madrid fue la última Comunidad Autónoma en adoptar una regla de planificación territorial para el sector del juego presencial. Una legislación que seguirá siendo, junto con Asturias, la más permisiva del país respecto a las distancias. En el País Vasco, por ejemplo, la distancia establecida es de 500 metros mientras que en Valencia es de 700 y de 1.000 metros en Cataluña.


Distancias entre locales de apuestas e institutos en Madrid

Mover por el mapa y pasar el cursor sobre los puntos para más detalles

Fuente: Elaboración propia/Comunidad de Madrid/Ayuntamiento de Madrid


Los datos revelan que si la nueva restricción en Madrid fuera de 200 metros, por ejemplo, los locales de apuestas afectados serían 116 y los colegios 86. En términos proporcionales, esto representa un 32% de los 362 establecimientos de juego y un 21% de los 397 institutos considerados para esta investigación. O sea, una a cada cinco escuelas secundarias de la ciudad.

Según los registros oficiales (a finales de julio de 2019), hay en la capital 371 locales habilitados que ofrecen apuestas deportivas. Para este trabajo, se eliminaron los establecimientos con licencias en vigor pero sin actividad aparente o sin fachada externa que haga referencia a los juegos de azar. Las escuelas seleccionadas fueron las de Enseñanza Secundaria Obligatoria y las de Bachillerato (privadas, públicas y concertadas) registrados en el Buscador de Centros Educativos oficial de la Comunidad de Madrid.

PROLIFERACIÓN BAJO PROTESTAS

Un caso llama la atención en la calle Valle de Oro, número 1, barrio de Oporto. Por esa esquina en la que hasta 2017 había una tienda de ropa pasan diariamente decenas de alumnos del Instituto Emilio Castelar, ubicado apenas a 80 metros. Ahora, en vez de maniquíes, lo que ven los estudiantes son carteles anunciando dos pinchos con bebida por 2,50 euros y apuestas combinadas que ofrecen premios de hasta cien veces lo gastado en pronósticos de fútbol.

En esta zona del distrito de Carabanchel, cuatro escuelas de secundaria están cercadas por nueve establecimientos de juego. Pero solo uno de los colegios, el Castelar, verá cambios respecto a los salones que están en sus alrededores. Ubicadas a entre 100 y 200 metros de las entradas de los recintos educativos, siete de las nueve casas de apuestas podrán mantener su ubicación actual sin problema.

Situaciones como esta motivaron a la Asociación de Madres y Padres del colegio primario Miguel Servet, también en Carabanchel, a crear una petición pública titulada “Paremos la epidemia de las casas de apuestas en Madrid”, firmada por 37.890 personas hasta la fecha de esta publicación.


Mobirise

Salones de apuestas en la avenida de la Albufera, en Puente de Vallecas  |  Cristiano Martins


Según se desprende de una serie de documentos obtenidos para este reportaje a través de peticiones de acceso a información pública, los locales específicos de apuestas deportivas en la Comunidad de Madrid han ascendido de 36 a 194 entre 2012 y 2018, un aumento del 438%. En tanto, el número de salones de azar habilitados a ofrecer apuestas deportivas ha crecido de 257 a 385 entre 2013 y 2017 (49,8%).

“Sí, es verdad que ha habido un problema de regulación. El argumento fue de liberalismo doctrinario, a mi manera de ver equivocado, insensato”, reconoce José Antonio Gómez Yáñez, autor del Anuario del Juego en España financiado por Codere y “escéptico” ante la “alarma social” sobre la ludopatía en el país. 

Yañez comentó haber sido "testigo de reuniones de empresarios" con el por entonces director del Área de Ordenación del Juego de Madrid, Fernando Prats, "solicitando límites". "Tampoco estoy diciendo que fuera un esfuerzo por los consumidores. A un señor que tiene un salón en un buen sitio le viene bien una distancia con otros salones”, opina.

El fenómeno de la proliferación provocó manifestaciones populares en zonas como Puente de Vallecas, Pueblo Nuevo y Tetuán. En esta última, un centenar de vecinos se reunió el pasado 3 de marzo para “mantear” a Prats en su tradicional “Tribunal del Pelele”.

“Más allá de las cifras que puedan darse, pues a veces se utilizan licencias de juego de distintos tipos, aquí hay 16 locales con letreros luminosos en la misma calle. Parece que estamos en Las Vegas. Y creemos que es la persona responsable, porque ha dado declaraciones absolutamente permisivas y se niega incluso a reunirse con la Federación”, dijo Antonio Ortiz, presidente de la asociación vecinal de Cuatro Caminos/Tetuán, antes del cese de Prats.

Ortiz se refiere a la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM). En una carta fechada el 28 de diciembre de 2018, el ahora exdirector del Juego de la Comunidad rechazó reunirse con el Grupo de Trabajo sobre Casas de Juego y Apuestas, creado en septiembre del año pasado por esta organización. El argumento fue que “el trámite del decreto da respuesta a las preocupaciones manifestadas”. “Pueden ustedes ver la consulta y las alegaciones presentadas en el Portal de Transparencia”, dice la misiva.

El grupo había elaborado un documento de alegaciones titulado “Quince medidas para poner coto a la proliferación de las casas de juego y de apuestas en los barrios”. Una vez aprobada la nueva regulación y bajo la insistencia de la federación, Prats finalmente recibió a los representantes vecinales el pasado 29 de abril. “La reunión fue cordial. Él dijo que no veía inconveniente en convocar una mesa de diálogo con las entidades sociales. Nos reconoció que no tienen en cuenta indicadores de vulnerabilidad social a la hora de elaborar sus propuestas normativas”, afirmó Silvia González, responsable del Grupo de Trabajo.


Mobirise

Respuesta de Fernando Prats a la solicitud de reunión  |  FRAVM


González aseguró que el decreto aprobado no atiende las preocupaciones de los vecinos y reclamó una distancia de 500 metros como “medida urgente”. “Nos parece inadmisible que se dé una moratoria de diez años”, agregó la representante.

Por motivo de las elecciones autonómicas del 26 de mayo, este grupo vecinal presentó alegaciones a los candidatos de Madrid. El Partido Socialista, Unidas Podemos y Más Madrid firmaron una carta por la que se comprometían a elaborar una nueva Ley Integral del Juego en la Comunidad. El Partido Popular, que continuará al frente de la Administración, y Ciudadanos no contestaron a la petición.

Prats rechazó los pedidos de entrevista para esta investigación y, hasta la fecha de publicación de este trabajo, tampoco había respondido a las preguntas enviadas por correo electrónico. En su más reciente comparecencia ante la Asamblea de Madrid, el pasado 13 de marzo, el exregulador madrileño declaró que existe un “incendio” en la opinión pública provocado de forma “intencionada” en los medios de comunicación.


Mobirise

Menor dentro de una casa de apuestas en Madrid  |  Cristiano Martins


“En estos momentos nos encontramos claramente con una sensibilización que entiendo que es un problema para el sector del juego. Se ha alarmado a la sociedad, a pesar de que hemos hecho muchos esfuerzos para decir que los datos objetivos no avalan por sí solos esa alarma”, aseguró el exdirector del Juego de Madrid en la Asamblea.

En una nota enviada por su gabinete de prensa en mayo, el Área de Ordenación del Juego destaca que, más allá de la distancia mínima de 100 metros, la nueva normativa autonómica establece el control físico de acceso y sanciones más duras a los locales en los que se detecte la presencia de menores de edad y de personas inscritas en los registros de prohibidos

Sobre la proliferación de las casas, el despacho se defiendió con una tabla de elaboración propia en la cual se registraba una tasa de 5,92 establecimientos por cada 100 mil habitantes, o sea, por debajo de la media nacional (6,73). Este dato, sin embargo, consideraba solo a los 385 salones de azar y omitía los 194 locales específicos de apuestas que hay en la Comunidad. De todas formas, la tabla confirma que Madrid es la región con la mayor concentración física de establecimientos de juego (a excepción de Ceuta y Melilla), con uno cada 20 kilómetros cuadrados. En Cataluña, por ejemplo, los salones están en un rango de 252,68 km².

Según los datos obtenidos para este reportaje a través de solicitudes de acceso a información, en la Comunidad de Madrid fueron diagnosticadas oficialmente con ludopatía 1.549 personas entre 2014 y 2018. 

“Los pacientes se encuentran entre los 12 y los 91 años. Un 5% son menores de 18 años o mayores de 72”, informa uno de los documentos facilitado por la Consejería de Sanidad, sin más detalles sobre las franjas etarias. Otra respuesta, sin embargo, da cuenta de que en el año pasado 16 adolescentes se dieron de alta en los servicios especializados de la capital.